domingo, 19 de marzo de 2017

Día del padre


Hola papi.

Hoy vuelve a ser tu día. No importa que no estés aquí, yo te seguiré felicitando cada año. Me gustaría contarte tantas cosas... Me has hecho mucha falta últimamente. He necesitado de tus consejos y tus palabras, aunque sé que me has estado enviando tu fuerza.

Sólo quería felicitarte y decirte que te quiero, que no consigo olvidarte y que te echo mucho de menos.



Feliz día papi.

martes, 14 de marzo de 2017

Dos años




Pues sí, llegó nuestro día. Ya han pasado dos años y, a la vez que pareciera que fuera ayer, también parece que llevamos toda la vida juntos.

Estos dos años han dado para mucho y nos han pasado muchísimas cosas, la gran mayoría buenas. Y aún seguimos escribiendo una historia increíble.

No puedo más que darte las gracias. Gracias por ese café, gracias por aceptarme tal como soy, gracias por sacarme de ese lugar en el que estaba, gracias por hacerme sentir el hombre más afortunado del mundo, gracias por aguantar mis bajones y mis problemas, gracias por protegerme como una leona, gracias por ayudarme a luchar. No te puedes hacer una idea de lo que te quiero y lo que significas para mí. A tu lado todo ha sido muy fácil, y tanto tú como tus hijas me aceptasteis desde el primer momento con una naturalidad a la altura de grandes personas.

Hemos reído y llorado juntos, hemos pasado por momentos que nunca se olvidarán y has sabido soportar momentos muy duros con la valentía de una heroína. Hemos creado una moda y hemos contagiado felicidad.

Esto es sólo el principio de una larga vida de felicidad juntos, y estoy seguro de que aún nos queda mucho que contar y vivir. Y cuando seamos viejecitos te confirmaré lo que siento ahora: que eres y serás siempre el amor de mi vida.

Gracias por tu invitación a este mundo de fantasía. No cambiaría nada de mi vida, viviría otra vez todo, mis aciertos y mis errores, pues todo lo vivido me ha llevado hasta ti.

Te quiero



miércoles, 8 de marzo de 2017

Muchas gracias



No, no es la misma entrada. Es otra de las miles que podría escribir acerca de vosotros. Y es que cada vez me dejáis sin palabras para poder expresar lo que siento. Sólo me sale este "muchas gracias". Y sabéis que lo digo con todo mi corazón y os lo digo a todos: a la increíble familia que tengo, tenga mi sangre o no; a los amigos que me rodean, a vuestros amigos y a los expertos en sus materias. Todos me hacéis derramar estas lágrimas de felicidad que ahora casi no me dejan ni escribir. Y cómo olvidarme de ti, el amor de mi vida, que con tu amor incondicional y tu alma de samurai me haces ver que nunca pude elegir a nadie mejor. Todos tenéis ese león interior que en ocasiones a mí me falta, y no habéis dudado ni un sólo momento en sacarlo con sus garras y sus dientes. No sé qué haría sin todos y cada uno de vosotros. Nunca os podré devolver todo lo que me dais y nunca os lo podré agradecer lo suficiente.


Os quiero con locura.


Muchas gracias.



jueves, 16 de febrero de 2017

Sin palabras



En los momentos difíciles es cuando se ve quién está de verdad a tu lado.

Aunque parezca mentira, hoy me está costando mucho escribir esta entrada. y es que no tengo palabras para describir lo que siento.

Ya comenté una vez lo increíble que es mi familia, pero es que cada vez estoy más orgulloso de estar rodeado de gente a la que el calificativo de espectacular se queda corto.

El apoyo que recibo de cada uno de vosotros me deja a veces hasta sin capacidad de respuesta. Estoy seguro de que no existe en el mundo una familia como la mía. Da igual el tiempo que haga que no nos vemos o no hablamos. En cuanto alguien necesita algo acude cual séptimo de caballería. Nunca os podré agradecer lo suficiente vuestro apoyo y vuestro cariño. Cuanto más dura es la caída, más almohadas ponéis para que sea menos dolorosa la herida y el levantarse más rápido.

Y es que os quiero, coño; a todos y cada uno de vosotros.


Gracias de todo corazón.




martes, 14 de febrero de 2017

14 de febrero



Hoy es 14 de febrero, día de los enamorados. Hoy debería ser nuestro día, pero me alegro de que no lo sea. Y es que es imposible celebrar mi estado solamente un día al año, pues me tienes enamorado desde el primer día, desde el último café. No paro de celebrarlo cada día, desde que me despierto contigo hasta que llega el momento de acurrucarme de nuevo a tu lado. Celebro cada día el que quieras seguir junto a mí, que me quieras como me quieres y que lo demuestres como lo demuestras.

Hoy, además de felicitarte, te doy las gracias por cruzarte en mi camino.


Te quiero.




sábado, 7 de enero de 2017

Felicidades mi niña



Y llegó tu día, mi niña. Hoy cumples once años. Y es que me tienes loquito desde que naciste. Es increíble verte crecer, ver que te estás convirtiendo en una mujercita. Cada año que pasa te haces más y más guapa. Sabes que te quiero con locura, que eres y serás siempre mi princesita.

Lo que no sabes es que mis enfados contigo me duelen mucho más a mí que a ti, que deseo que pronto se tranquilice todo. Que esos abrazos que me das de repente hacen que me derrita, que me encanta cuando buscas mi mano para cogerla y entrelazar nuestros dedos.

Deseo que nunca se apague esa parte de niña que aún conservas, que ese mundo interior que posees te siga guiando siempre, pues te aseguro que te llevará por buen camino, y que nunca dejes de quererme pues ser tu padre ha sido, es y será siempre una de las sensaciones más extraordinarias que siento.

Muchísimas felicidades mi niña.



Te quiero un montón.





jueves, 22 de diciembre de 2016

Felices fiestas



Pues ya han vuelto las navidades y con ellas las reuniones familiares, las comilonas y las ilusiones de los más pequeños. Aunque tengo la sensación de que cada año que pasa hay menos espíritu navideño, sí que es verdad que para los niños siguen siendo una fechas de alegría, y que al final nos lo acaban contagiando. Por lo menos yo estoy deseando dar esos paseos por las calles llenas de luces, visitar los mercadillos navideños, ir de casa en casa sin mirar la hora de regreso, las felicitaciones de gente que está lejos, recordar a los que ya no están cuando vea esos huecos en la mesa, compartir esos nervios preparando la llegada de los reyes magos...

Y disfrutar. Disfrutar de todo cada segundo. De la familia, de los abrazos, de los besos, de las miradas, de la compañía...

Os deseo a todos unas felices fiestas, que las disfrutéis tanto como yo, y que el año nuevo venga cargado de vuestros deseos más sinceros, con mucha salud, amor y dinero.